El tratamiento de vendas frías es muy efectivo para la flacidez, pero no es su única ventaja; también reduce y tonifica la piel.

Tratamiento de vendas frías

Consiste en envolver el cuerpo con vendas que llevan una solución preparada, que ayuda a bajar la temperatura. Se usa un gel a base de componentes fríos naturales, como alcanfor, lipolíticos y algas marinas.

Las vendas frías actúan bajando la temperatura del cuerpo obligándolo a realizar un esfuerzo para volver a su temperatura normal; en ese proceso se quema la grasa acumulada.

Este tratamiento es combinado con masajes y drenaje linfático, y está indicado para personas delgadas y gorditas. La pérdida de centímetros depende de cada clienta.

El tratamiento se puede combinar con electrofísico gimnasia pasiva.

Este tratamiento se planifica en 12 sesiones en gabinete, con una secuencia de 3 veces por semanas. En los casos más críticos, es necesario repetir las 12 sesiones. La sesión dura 45 minutos y las vendas frías se retira a los 20 minutos.

Pide tu Cita Online!