Tener una melena bonita es el sueño de muchas mujeres. Y en cuanto llega el calor, aún más, porque es la época de mayor lucimiento, pero también de mayor castigo para el cabello.

El verano ya está aquí. Seguro que tienes planes de piscina y de playa, de pasar mucho tiempo al aire libre con tus amigos y tu familia. Además de proteger tu piel, también hay que cuidar el pelo. El sol, el cloro, la sal del mar y el viento pueden resultar muy dañinos para tu melena.

A continuación podrás ver 5 consejos para que tu cabello se resienta lo menos posible y luzcas la melena de tus sueños con un poco de cuidado y dedicación.

Evita el secador y las planchas

En esta época del año no necesitamos secar el cabello de forma artificial: no tarda demasiado en secarse al aire, por eso, y por no dañar el pelo más de lo necesario (sol, cloro y mar) es importante evitar el secador, planchas o tenacillas en la medida de lo posible. En caso de no tener más remedio, siempre podemos hacerlo a temperatura media, ya que daña menos el cabello y aplicando previamente sobre el pelo un protector térmico

Aclarar con agua fría

El agua fría es todo un beneficio para el cabello y el cuero cabelludo: mejora la circulación sanguínea, ayuda a eliminar los residuos del día, y aporta un extra de brillo. Además, ¿a quién no le apetece una buena ducha casi helada en veranito? No hace falta que laves el pelo con agua fría, solo hacer el último aclarado.

Cabeza a cubierto

Además de hidratar y recoger el cabello también ponemos un punto ‘chic’ a nuestro look playero con la tendencia de esta temporada que ayuda a protegerlo de los rayos de sol como son los pañuelos, sombreros, cintas y diademas. Y con estos, también cubrimos las orejas.

Sí al pelo recogido

La playa o la piscina no es el mejor sitio para presumir de melena al viento. El exceso de sol castiga el cabello, así, que recogerlo es un otro truco infalible para protegerlo y, además de ser más cómodo. Se puede optar por muchos tipos de recogidos: moños, coletas y trenzas. Este último es el mejor para los baños, pues con ella se evitan enredos.

Protector solar capilar ¡Siempre!

De la misma manera que aplicamos crema con SPF para cuidar la piel, debemos hacerlo también en el pelo. Existen diferentes protectores solares, de casi todas las marcas, tanto en spray como en crema y aceite, que además de proteger el cabello contra los rayos UVA, lo hidratan, facilitan el desenredado, nutren, aportan brillo…

Todos estos consejos son aplicables durante todo el año, pero desde Ramiro Gill, creemos que es necesario hacer hincapié en esta época sobre algunos detalles que nos ayudarán a conservar y mejorar la imagen de nuestro cabello.